Publicado en el libro Crisis del Estado. Universidad del Rosario. 2003

Recientemente el Departamento de Estado de los Estados Unidos ha desclasificado documentos que indicarían que a partir de 1988 Colombia se convirtió en objeto de análisis y de tratamiento particularizado por las instituciones que tienen a cargo el diseño y la implementación de la política internacional de la potencia del norte,

El tema resulta particularmente interesante, pues en los últimos cuatro años los medios nacionales se han preocupado por establecer la viabilidad de la intervención directa de los Estados Unidos en el conflicto colombiano. El imaginario colectivo que se ha establecido a partir de estas especulaciones ha dado pie a interpretaciones sobre las razones de esa intervención. Esto bien podía haberse analizado a partir del escenario de polarización entre la derecha y la izquierda radical del país, pero los medios las simplificaron y las entendieron como el clamor nacional ante las acciones militares efectivas de la guerrilla.